Agnus


Este trabajo no pretende ser un testimonio objetivo del mundo ganadero. Tampoco sitúa al agricultor en el centro del relato. Es una mirada parcial sobre la realidad, una metáfora sobre la vida y la muerte con las ovejas como protagonistas. Los altos contrastes de luz y oscuridad de las imágenes representan dos mundos antagónicos: la vida y la muerte, el hombre y la naturaleza. Esta explotación ganadera es representada como un mundo estanco e inalterable en el que sus habitantes vagan sujetos a la transitoriedad de la vida.

Using Format